Archivo de la categoría: Cantabileando por el mundo

Cantabileando 2019. Capítulo 2: Navarra

O pasado 31 de xullo, a nave Raposo XI emprendeu unha expedición lunática rumbo ao infinito e máis aló pasando por Bilbao, Pamplona, Olite, Lumbier, Leyre, Logroño, Atapuerca, Burgos e León (ahí queó!).

Raquel Cernadas pinta o Cantabileando 2019

A tripulación, 48 valentes con moita ansia de invadir todos estes lugares e enchelos de música, baile, risos e mesmo procesións improvisadas; porque sabede que cantabilear é o que vos ten, que nunca sabe un/unha onde vai xurdir como por arte de maxia unha kale barroca, unha coreografía vangardista, unha gymkana, un neno frautista subido nunha peaña ou mesmo un director poñéndose tibio de moras, así ás agachadas e con moita falta de quitamanchas. E sabede tamén que de todo isto hai testemuño gráfico.

En Bilbao, as bóvedas da basílica de Begoña, xenerosas, devolveron resonancias marabillosas das voces da nosa rapazada dirixida por Pablo Carballido. Ocasión solemne que, unha vez rematada, deu paso ao noso particular chupinazo de saída da festa rachada: quedaba inaugurado o Cantabileando 2019!

Misa cantada e concerto do Coro Cantabile na Basílica de Nosa Señora de Begoña

Sucedéronse xornadas de descubrimentos e creatividade: non se deixou monumento, catedral, convento, castelo, praza, rúa, espazo natural, piscina, albergue nin restaurante sen vibrar ao noso paso. Tan intensas foron as cinco noites ben apuradas cos seus seis días de inmensos soles, que ao retornar sentimos que o tempo se alongara, como lle ocorrera a aquel monxe escoitando o paxariño, e que nos transformara.

O Coro Cantabile facendo unha pequena pausa diante do Mosteiro de Leyre

Houbo, como en toda travesía que mereza a pena, luces e sombras; pero de todo aprendemos e todo nos fai medrar, porque ademais sómosvos especialistas en escorrentar a escuridade a forza de musiquear [email protected] Por iso, para toda a familia Cantabile, para quen estea a pasar por un mal momento, para quen nesta ocasión non puido acompañarnos…Forza e luz!!!! Seguiremos cantando e cantabileando [email protected] sempre, aquí e polo mundo adiante.

E…, seguindo coa nosa tradición, deixamos aquí o noso vídeo Cantabileando Navarra 2019, realizado por Noa del Río, a quen agradecemos o seu traballo e a súa inesgotable paixón, así como a toda a rapazada, integrantes da directiva e ao noso querido director, Pablo Carballido del Camino, pola ilusión posta na súa participación 🙂

 

 

 

Rifas #Cantabileando2019

Ola, #FamiliaCantabile!

Xa non queda nada para a segunda parte de #Cantabileando2019! Este ano, como sabedes as persoas que nos seguides habitualmente, os e as coralistas estiveron vendendo unhas fantásticas rifas para difundir as nosas redes sociais e, de paso, axudar a financiar parte da súa viaxe, que este ano nos levará por Bilbao, Navarra e Burgos. Esas rifas ofrecían a posibilidade de gañar non un, senón dous premios, coincidindo coas catro últimas cifras do primeiro e o segundo resultado do sorteo de Lotaría Nacional do 27 de xullo. Collede os vosos boletos e comprobade se tivestes sorte:

1º: 92867. Na rifa afortunada co primeiro premio, a tarxeta regalo de 200€ de El Corte Inglés, debe figurar o número 2867.

2º: 13638. Na rifa afortunada co segundo premio, a caixa de marisco valorada en 100€, debe figurar o número 3638.

Tedes até o 28 de outubro para reclamar o voso premio. Prestade atención ás redes sociais, porque aínda que digan que as segundas partes nunca foron boas, a segunda edición de #Cantabileando2019 promete!

Algo máis que un coro: Isaac Martínez Bendayán en Palestina

O Coro Cantabile, nas convocatorias que fai para os seus eventos, adoita utilizar un formulario que serve tanto para controlar a asistencia como, para as persoas que non poden acudir, xustificar esta ausencia.

No último deles chamounos a atención a xustificación do noso coralista Isaac Martínez Bendayán. Indicaba que non podía asistir ao concerto e a súa causa era: “Misión humanitaria Palestina”.

Non deixamos pasar a oportunidade. Preguntámoslle a Issac por esta experiencia. Contounos que é a terceira vez que acude xunto a un equipo voluntario de cirurxía pediátrica para operar a nenos e nenas en Ramallah. Dispoñen dun centro hospitalario aceptable, pero non está dotado de persoal o suficientemente formado para afrontar intervencións deste tipo.

Abraiados pola xenerosidade de Isaac, propuxémoslle que dése unha charla á rapazada do Coro sobre a súa experiencia e el aceptou encantado.

A Palestine Children’s Relief Fund, ONG que xestiona o principal programa de cirurxía cardiaca pediátrica en Palestina, recibiu na última semana de outubro o equipo voluntario formado por profesionais sanitarios do Complexo Hospitalario Universitario da Coruña e do Hospital Universitário São João de Porto, Portugal, para operar a nenos e nenas con enfermidade cardíaca conxénita no complexo médico de Palestina en Ramallah.

O equipo estaba composto por Víctor Bautista Hernández, Jorge de Oliveira, Claudia Almeida, Iria Rivera, José González, Daniela C. Rosas, Sonia Teixeira, Jocelina Cabral, MIlagros LInares, Rita Jácome e o noso compañeiro Isaac Martínez Bendayán.

Seguimos esta apaixoante experiencia a través do diario da Missao Joazinho na Palestina 2018

Neonatos de 3,5 kg. , nenas de seis anos, nenos con síndrome de Down…Todos e todas con enfermidades coronarias que, de non ser polo altruísmo dos nosos heroes e as nosas heroínas, verían o seu percorrido vital moi diminuído, tanto no tempo como na calidade.

Estamos xa ansiosos de escoitar as vivencias de Isaac nesta fermosa aventura.

#CantabileandoPorto2018

O pasado 6 de agosto comezou o esperadísimo #CantabileandoPorto2018. Moita emoción no Aquarium Finisterrae onde nos esperaba o querido Busto co autobús para partir cara a Porto.

Días de sol, de ledicia e, sobre todo, como sempre, de música, moita música. No autobús, na rúa, nas igrexas, nas catedrais, no parque, no Bom Jesus, nos cafés e restaurantes… Abraia a enerxía, as gañas de compartir, de coñecer…

O noso querido e admirado director, Pablo Carballido, amigo, pai, confidente, animador, guía… de todos e todas quen tivemos a sorte de disfrutar desta viaxe, é o gran responsable deste contaxioso espíritu aventureiro e de que a vida sexa unha festa permanente. Iso si, cando hai que traballar, traballamos; cando hai que obedecer, obedecemos. Sen un chío.

A viaxe non é unha simple viaxe, é un camiño sen volta. Vivida a inesquecible experiencia, xa non es ti, es algo máis e mellor, tes máis experiencia ou tes máis mocidade.

Fixemos un breve descanso en Valença do Minho para comer aos pés da súa fortificación, vestixio dun pasado bélico entre dous países veciños/irmáns, agora esquecido.

Continuamos camiño ata o noso destino e pronto comezamos a ver as famosas pontes sobre o río Douro ata chegar, finalmente ao que sería o noso fogar eses días, o Nice Way Porto Hostel, a escasos metros da praça da Liberdade e a avenida Aliados. Non é doado desde unha recepción hoteleira dirixirse a un grupo de cincuenta persoas. A golpe de megáfono e con moita simpatía, distribuíronnos nos cuartos. Aproveitamos a tarde para unha primeira toma de contacto coa cidade e visitamos a estación de São Bento. Antonio tomou unha excelente foto cos famosos azulexos azuis de fondo. Mais tarde, a sé de Porto, a igreja-monumento São Francisco e o jardim do infante Dom Henrique. Rematou a xornada cunha cea no café Embaixador. Foron moi amables con nós, polo que o noso agasallo foi interpretar algunha peza do noso repertorio e algún dos “hits” da viaxe.

Retirámonos pronto porque tiñamos concerto e a rapazada quixo disfrutar do hostel. O de durmir xa é outra cousa.

O día seguinte foi moi intenso. Pola mañá, visitamos a fermosa Casa da Música, onde puxemos a proba a excepcional acústica do auditorio principal. Pola tarde, un dos actos centrais do #CantabileandoPorto2018, o concerto na igreja dos Clérigos, enclave turístico con gran afluencia de público, que puido disfrutar da Oda para o aniversario da raíña Ana e outras pezas do noso repertorio. Despois da actuación, fomos a todo correr ao autobús, xa que tiñamos entradas para a actuación de Fado Violado na Casa da Música.

O terceiro día, Coímbra: visitamos o parque temático de Portugal dos Pequenitos, o campus universitario, coa porta Férrea e o pátio das Escolas. Visitamos tamén a Sé Velha e, por suposto, cantamos.

O último día tocaba cruceiro polo Douro. Embarcamos nas cais de Gaia para pasar baixo as pontes do río Douro, con vistas excepcionais da Ribeira. Antes de visitar as caves do afamado vinho do Porto, na que nos mostraron a súa historia, a orixe e características -e catamos-, subimos ao teleférico de Gaia. Desde a altura disfrutamos da fermosa paixase que forman o río Douro e as dúas ribeiras de Porto e Gaia.

Despois de comer, tempo libre. Parte da expedición decidiu quedar para se despedir de Porto. Os demais viaxaron a Santa Maria da Feira, que, durante os primeiros días de agosto, se convirte nun povo medieval. Retirámonos pronto ao hostel. Cansanzo? Non. Gañas de estar toda a xente xunta. Xogar ao lobo, ao teléfono estropeado, falar, berrar, correr… Era a última noite da viaxe e había que vivila.

O último día iniciamos a viaxe de volta coa intención de percorrer as rúas de Braga. Tivemos unha grata sorpresa coa visita do noso presidente, Xulio, con Gelines, que non puideron facer a viaxe completa por cuestións laborais. Camiñamos polo seu fermoso casco histórico ata chegar á catedral. Despois subimos ao santuario do Bom Jesus. Unha odisea foi chegar ao autobús, xa que o tráfico estaba moi restrinxido pola Volta Ciclista a Portugal que, curiosamente, remataba ese día en Braga.

Estaba a piques de rematar o #Cantabileando2018. A viaxe de volta fíxose curtísima grazas ao xa histórico Cantabile Deluxe de Celeste Vargas e Jorge Javier.

E chegamos ao punto de partida, á Casa dos Peixes. Cantas bágoas, cantas apertas, cantas despedidas… Todos e todas pensando xa en Cantabileando2019.

 

Así fue el #Cantabileando2017 por Cantabria

Apenas sale el sol ¡y nos vamos corriendo! 9:15 de la mañana en las inmediaciones de la Torre de Hércules para dar el pistoletazo de salida a nuestro, ya tradicional, viaje de verano de este año 2017. Y así lucía de animado el bus en el momento de la salida:

 

El primer día tuvimos la oportunidad para conocer dos villas marineras en nuestro camino hacia Cantabria. La primera parada la realizamos en el pueblo de Llanes. Al borde de su recogida pero espectacular playa, nos sentamos a comer tranquilamente, sorprendidos por una promoción en la que estaban regalando cientos de plátanos gratis a pie de playa, que cargaron bien nuestras reservas de potasio para el resto del viaje.
Tras un paseo por el centro de este precioso pueblo, nos dirigimos a ver la obra del artista vasco Agustín Ibarrola sobre los bloques de hormigón del puerto de Llanes: “los cubos de la memoria”. Y cómo no, aprovechamos para inmortalizar el momento:

Nuestro viaje continuó con destino hacia San Vicente de la Barquera, el lugar donde esa misma tarde ofreceríamos uno de nuestros conciertos Cantabile. Una larga subida hasta llegar a la Iglesia de Santa María de los Ángeles, un templo precioso que corona la colina sobre la cual está construida y que convierte este lugar en un fantástico mirador panorámico. Este templo gótico que forma parte del Camino del Norte de la Ruta Jacobea goza de una inmejorable acústica, con la que hemos podido emocionar a la gente que asistió a nuestro concierto. La acogida que hemos tenido no ha podido ser mejor, y existen ya promesas de que este pueblo marinero tan vinculado a la música, quiere contar con nosotros en futuras ocasiones. Y nosotros  ¡encantados de volver!


Tras la parada obligada para paseo y cena (es cierto, #cantabilenopara ¡y hasta cenando seguimos dando la nota! ¡pero a petición de los camareros, que no paraban de pedirnos que siguiéramos cantando!), nos dirigimos hacia el albergue de Cabárceno, que se convertiría en nuestro hogar durante los próximos días.
El día 3 de agosto comenzó conociendo a Sergio, que sería nuestro monitor-guía para el resto del día en el parque de Cabárceno. Un día completísimo, muy interesante y didáctico, en el que aprendimos un montón sobre diferentes especies animales, en el que pudimos observar de cerca cómo viven los osos, las jirafas ó los leones, y en el que también comprobamos la gran labor de conservación y cuidado de las especies llevado a cabo por el equipo de biólogos del parque natural. Las vistas y el entorno son impresionantes y el parque es tan grande, que tuvimos que recorrerlo en bus, incluso en teleférico! Y como nuestro viaje siempre va amenizado con música, había que vernos cantando y bailando junto a los osos marinos la canción de la Madre Tierra: “Oye, abre tus ojos, mira hacia arriba, disfruta las cosas buenas que tiene la vida”…


A la vuelta del parque, un poco de descanso, y cómo no, ¡de piscina! Donde más de uno acabó sin haberlo esperado ☺

El día terminó con una velada de juegos nocturnos que nos tenía preparada Sergio, en el que varios voluntarios sufrieron las caídas amorosas del “First dates” o quedaron envueltos en la trampa de la manta. Muchas risas y buen humor para el broche final del día.


Al día siguiente, rumbo a Santander. Otro día muy completo para conocer una de las ciudades más bonitas del norte. Comenzamos la ruta en la playa del Sardinero, enfrente a su famoso Casino, para poder continuar hacia la península de la Magdalena y luego dirigirnos al centro histórico. Una larga caminata que terminaría con la visita a la Catedral de la Asunción de Nuestra Señora de Santander, entrando a su claustro y la parte baja, conocida como la Iglesia del Cristo, a la que invadimos con nuestra ya tradicional #kalebarroca.


El día continuaría por la tarde con la visita a Comillas. Y aquí aprovechamos para dar un poco de tiempo libre: un grupo optó por la playa, otro grupo decidió hacer una visita al Capricho de Gaudí y al centro histórico de la villa.


Fin del día, que daría paso a nuestras ya épicas partidas del Lobo. ¡Qué sería de nuestros viajes sin este juego tan divertido!
Y llegó la hora de volver: sábado día 5 por la mañana recogimos nuestros equipajes y nos subimos al bus para iniciar nuestro camino de regreso. ¡Se había pasado tan rápido!
La vuelta la aprovechamos para hacer una visita al monasterio de Santo Toribio de Liébana, un monasterio franciscano donde se dice que se conserva la reliquia de madera más grande de la cruz donde murió Jesús. Y, como es habitual, también aprovechamos para dejar nuestro grano de arena en forma de música, un pequeño concierto improvisado que sorprendió a todos los peregrinos que se encontraban allí esa mañana.
 Finalmente, parada para comer en el precioso pueblo de Potes, que se sitúa en un paraje incomparable de un valle rodeado por espectaculares montañas a sus lados. El camino de vuelta como siempre amenizado con música e historias interactivas que hacen que cada #cantabileando se nos pase en un abrir y cerrar de ojos.
Y para recuerdo, nos queda este maravilloso video en el que participaron todos los asistentes al viaje y que sirve de resumen de este increíbe #cantabileando2017 ☺ ¡Qué ganas de que llegue ya el 2018!!!!!

Cantabileando2017: Cantabria #algomásqueuncoro

Este año la gira veraniega nos llevaba a Cantabria, y ya empieza a ser una tradición el vídeo que nos hace Miguelmédico, como el que nos hizo el año pasado del  #Cantabileando2016:Austria  así que antes de mostraros todas las fotos, os lo dejamos para que veaís lo que pasa en nuestros viajes antes y después de nuestros conciertos y  porqué decimos que Cantabile es #algomásqueuncoro

¡Adiós 2016! ¡Bienvenido 2017!

coro-cantabile-a-year-in-review-2016

Te has ido 2016…

Y te dejamos marchar con pena porque podemos decir que has sido un “gran año Cantabile”. Hace un año, despedíamos el 2015 pensando que era difícil de superar pero  no podíamos imaginar los grandes momentos musicales y vitales que nos regalarías.

Empezábamos el año con la vista puesta en el XIV Aniversario de Cantabile y proyectándote como un año de trabajo para tu culminación en el 2017 con el XV aniversario. ¡Este coro ya se va haciendo mayor!

Pero durante el año 2016, la actividad de Cantabile ha sido, por momentos, vertiginosa y emocionante y  cuando recobrábamos la calma afloraban proyectos, actividades, planes por hacer… y es que Cantabile definitivamente no para.

A lo largo de tus 12 meses nos has ofrecido  la oportunidad de participar en muchas bodas y eventos familiares y  realizar 15  conciertos. Es momento para  agradecer a todos los novios que han confiado en las #BodasCantabile y que se han llevado un trocito de nuestro trabajo para el recuerdo de un momento tan especial.

Todos nuestros conciertos han sido entrañables y con un motivo diferente: el Concierto Inaugural del Ciclo de Música Sacra de Betanzos, el concierto de cierre del XI Curso de Canto Cantabile, el IX Concierto de Solistas Cantabile, la participación en la celebración del Centenario del Niño de las Uvas y Espigas, el Concierto conmemorativo del Centenario de las Irmandades da Fala, el Concierto de la fiesta patronal de San Nicolás de Tolentino en Pontedeume… Empezábamos en Betanzos y el día 30 de diciembre ,  después de la recepción en el Concello  de A Coruña, quisiste que nuestro último concierto del año también fuese en Betanzos.

Además, 2016, has querido que, junto con los tradicionales conciertos de Aniversario y Navidad,  sumásemos la celebración de la II Noite das Candeas que  será un nuevo clásico en las noches de los veranos de nuestra ciudad.

Hemos sembrado la semilla de nuestra colaboración con Organizaciones benéficas que ayudan a concienciar a nuestra familia Cantabile a cambio de nuestra música.

Gracias, a todos los que han confiado en nosotros,  promotores privados e instituciones públicas, ya que con su esfuerzo y su ayuda nuestro trabajo ha sido posible.

Pero,  2016,  te has escrito con mayúsculas en la historia de Cantabile gracias a momentos inolvidables como los vividos con la visita del Coro del Sidney Sussex College de Cambridge y nuestro concierto en común.

Escalábamos en nuestras experiencias Cantabileando por Austria. En nuestra segunda visita al país de la música llevamos nuestras voces interpretando la Misa de la Coronación K317 de Mozart a la Peterskirche de Viena, a la queridísima Abadía de Altenburg y a la mismísima casa de Mozart en  Salzburgo.

Sin apenas descanso aún nos dejabas interpretar de nuevo la Misa de la Coronación  junto a grandes músicos ante nuestro público y  en el mejor escenario de nuestra ciudad, el  Teatro Colón.

Y cuando ya, 2016, nos lo habías dado todo nos regalas una oportunidad única, irrepetible, increíble e inolvidable, al ser elegidos por Carlos Núñez para poner nuestras voces en el homenaje sonoro al Pórtico de la Gloria. En un escenario único y con los mejores músicos, Cantabile escribió una página importantísima de su historia.

Pero, en 2016, además de música,  Cantabile ha hecho mucho más., por algo decimos que Cantabile es #algomásqueuncoro… desde un torneo de fútbol, la participación en la San Silvestre, hasta un curso de lenguaje para sordos y una iniciativa excepcional como el I Certamen Literario que inicia un largo camino ayudado por un Jurado de excepción.

Has visto a nuestros chicos crecer y marcharse a la Universidad y has traído una primera fila de #pequecantabiles excepcionales. También ha habido tiempo para las tristezas porque algunos de nuestros coralistas han perdido a seres queridos, pero en Cantabile las penas se ahogan cantado TODOS JUNTOS, así que TODOS JUNTOS  hemos estamos como una piña con ellos.

Y ahora que te vas, 2016, lo mejor que nos has dado ha sido el calor de nuestro público, las butacas y los bancos repletos de todos los lugares en los que hemos cantado y los aplausos de un público en pie emocionado.

Te has ido 2016… y tu despedida solo es un punto y seguido ya que el 2017 también viene cargado de proyectos e ilusiones porque ¡#Cantabilenopara!

¡Adiós 2016! ¡Bienvenido 2017!

Así fue el #Cantabileando2016: Austria (Días 5 y 6)

En la parte final de nuestro #Cantabileando2016 nos quedaba un lugar muy especial por visitar: la ciudad natal de Mozart, Salzburgo. Así que de nuevo tocaba madrugar para recorrer la distancia entre Altenburg y Salzburgo.

Nada más llegar nuestras guías nos estaban esperando, y divididos en dos grupos hicimos un recorrido por el casco antiguo de la ciudad, Patrimonio Cultural de la Humanidad,  pasando por el Mozarteum, los jardines del Palacio de Mirabell, la Getreidegasse, donde está  la casa natal de Wolfgang Amadeus Mozart, atravasamos muchas de las  “Durchhäuser”, los pasajes entre calles por los que se transitaba para acortar el camino. También por supuesto visitamos la catedral de Salzburgo y la Domplatz , y la iglesia y el cementerio de St Peter´s, donde se grabaron las escenas de la huida de la película “Sonrisas y lágrimas”. También tuvimos tiempo para comprar los  Mozartkugel originales de la pastelería Fürst.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Pero todo lo bueno se acaba así que al día siguiente tuvimos que hacer las maletas para regresar a Viena y poner rumbo a casa. Nos despedimos de nuestros amigos Ernst y María al menso con la alegría de saber que el próximo verano serán los Niños Cantores de Altenburg los que vendrán a visitarnos y conocer nuestra ciudad.

Solo esperamos que para ellos ese viaje sea tan estupendo como ha sido este #Cantabileando2016  por Austria para nosotros.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Además de las fotos de todo el viaje no podéis dejar de ver el vídeo que nuestro “Miguelmédico”  fue grabando cada día y que refleja estupendamente lo bien que nos lo pasamos. ¡Ya estamos deseando empezar con el #Cantabileando2017!

Así fue el #Cantabileando2016: Austria (Día 4)

Una vez cumplidos nuestros compromisos, comenzábamos una segunda parte del viaje más relajada. ¡No íbamos a venir a Austria solo para trabajar!

Así que de nuevo madrugamos para poner rumbo otra vez a Viena, porque además de la casa de Mozart, la Catedral y el Hofburg, no podíamos regresar sin ver una de los palacios imperiales más famosos que existen: Schönbrunn.

Allí tuvimos que dividirnos en dos grupos para hacer una visita guiada por el palacio que le encargó el emperador Leopoldo I al arquitecto Johann Bernhard Fischer von Erlac para su hijo Joseph, que luego sería el emperador José I pero que vivió su época de máximo esplendor con la Emperatriz María Theresa y así conocer un poco la historia de los Habsburgos.

La visita terminó en los jardines, que tardamos el resto de la mañana en recorrer y en disfrutar. Echadle un ojo a las fotos y lo comprenderéis.

Después nos volvimos a Viena para comer, y los grupos se organizaron la tarde según sus gustos personales, así que unos visitaron museos, otros se fueron al Iglesia de San Carlos, otros hicieron un recorrido por la Ringstrasse para visitar el Parlamento, el ayuntamiento y la Iglesia Votiva, pero el que más y el que menos tuvo tiempo para probar la tarta Sacher o para un helado en Zanoni y comprarse algunos recuerdos.

Y así llegó la cena, y como suele ser habitual, el dueño del restaurante nos pidió que cantáramos algo, así que primero lo hicimos dentro y luego fuera en la terraza. Así que sin querer casi damos un concierto improvisado.

Y así de contentos cogimos nuestro autocar para volver a Altenburg, que al día siguiente tocaba madrugar de nuevo para visitar la cuna de Mozart: ¡Salzburgo!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.