Archivo de la etiqueta: Cantabria

Así fue el #Cantabileando2017 por Cantabria

Apenas sale el sol ¡y nos vamos corriendo! 9:15 de la mañana en las inmediaciones de la Torre de Hércules para dar el pistoletazo de salida a nuestro, ya tradicional, viaje de verano de este año 2017. Y así lucía de animado el bus en el momento de la salida:

 

El primer día tuvimos la oportunidad para conocer dos villas marineras en nuestro camino hacia Cantabria. La primera parada la realizamos en el pueblo de Llanes. Al borde de su recogida pero espectacular playa, nos sentamos a comer tranquilamente, sorprendidos por una promoción en la que estaban regalando cientos de plátanos gratis a pie de playa, que cargaron bien nuestras reservas de potasio para el resto del viaje.
Tras un paseo por el centro de este precioso pueblo, nos dirigimos a ver la obra del artista vasco Agustín Ibarrola sobre los bloques de hormigón del puerto de Llanes: “los cubos de la memoria”. Y cómo no, aprovechamos para inmortalizar el momento:

Nuestro viaje continuó con destino hacia San Vicente de la Barquera, el lugar donde esa misma tarde ofreceríamos uno de nuestros conciertos Cantabile. Una larga subida hasta llegar a la Iglesia de Santa María de los Ángeles, un templo precioso que corona la colina sobre la cual está construida y que convierte este lugar en un fantástico mirador panorámico. Este templo gótico que forma parte del Camino del Norte de la Ruta Jacobea goza de una inmejorable acústica, con la que hemos podido emocionar a la gente que asistió a nuestro concierto. La acogida que hemos tenido no ha podido ser mejor, y existen ya promesas de que este pueblo marinero tan vinculado a la música, quiere contar con nosotros en futuras ocasiones. Y nosotros  ¡encantados de volver!


Tras la parada obligada para paseo y cena (es cierto, #cantabilenopara ¡y hasta cenando seguimos dando la nota! ¡pero a petición de los camareros, que no paraban de pedirnos que siguiéramos cantando!), nos dirigimos hacia el albergue de Cabárceno, que se convertiría en nuestro hogar durante los próximos días.
El día 3 de agosto comenzó conociendo a Sergio, que sería nuestro monitor-guía para el resto del día en el parque de Cabárceno. Un día completísimo, muy interesante y didáctico, en el que aprendimos un montón sobre diferentes especies animales, en el que pudimos observar de cerca cómo viven los osos, las jirafas ó los leones, y en el que también comprobamos la gran labor de conservación y cuidado de las especies llevado a cabo por el equipo de biólogos del parque natural. Las vistas y el entorno son impresionantes y el parque es tan grande, que tuvimos que recorrerlo en bus, incluso en teleférico! Y como nuestro viaje siempre va amenizado con música, había que vernos cantando y bailando junto a los osos marinos la canción de la Madre Tierra: “Oye, abre tus ojos, mira hacia arriba, disfruta las cosas buenas que tiene la vida”…


A la vuelta del parque, un poco de descanso, y cómo no, ¡de piscina! Donde más de uno acabó sin haberlo esperado ☺

El día terminó con una velada de juegos nocturnos que nos tenía preparada Sergio, en el que varios voluntarios sufrieron las caídas amorosas del “First dates” o quedaron envueltos en la trampa de la manta. Muchas risas y buen humor para el broche final del día.


Al día siguiente, rumbo a Santander. Otro día muy completo para conocer una de las ciudades más bonitas del norte. Comenzamos la ruta en la playa del Sardinero, enfrente a su famoso Casino, para poder continuar hacia la península de la Magdalena y luego dirigirnos al centro histórico. Una larga caminata que terminaría con la visita a la Catedral de la Asunción de Nuestra Señora de Santander, entrando a su claustro y la parte baja, conocida como la Iglesia del Cristo, a la que invadimos con nuestra ya tradicional #kalebarroca.


El día continuaría por la tarde con la visita a Comillas. Y aquí aprovechamos para dar un poco de tiempo libre: un grupo optó por la playa, otro grupo decidió hacer una visita al Capricho de Gaudí y al centro histórico de la villa.


Fin del día, que daría paso a nuestras ya épicas partidas del Lobo. ¡Qué sería de nuestros viajes sin este juego tan divertido!
Y llegó la hora de volver: sábado día 5 por la mañana recogimos nuestros equipajes y nos subimos al bus para iniciar nuestro camino de regreso. ¡Se había pasado tan rápido!
La vuelta la aprovechamos para hacer una visita al monasterio de Santo Toribio de Liébana, un monasterio franciscano donde se dice que se conserva la reliquia de madera más grande de la cruz donde murió Jesús. Y, como es habitual, también aprovechamos para dejar nuestro grano de arena en forma de música, un pequeño concierto improvisado que sorprendió a todos los peregrinos que se encontraban allí esa mañana.
 Finalmente, parada para comer en el precioso pueblo de Potes, que se sitúa en un paraje incomparable de un valle rodeado por espectaculares montañas a sus lados. El camino de vuelta como siempre amenizado con música e historias interactivas que hacen que cada #cantabileando se nos pase en un abrir y cerrar de ojos.
Y para recuerdo, nos queda este maravilloso video en el que participaron todos los asistentes al viaje y que sirve de resumen de este increíbe #cantabileando2017 ☺ ¡Qué ganas de que llegue ya el 2018!!!!!

Cantabileando2017: Cantabria #algomásqueuncoro

Este año la gira veraniega nos llevaba a Cantabria, y ya empieza a ser una tradición el vídeo que nos hace Miguelmédico, como el que nos hizo el año pasado del  #Cantabileando2016:Austria  así que antes de mostraros todas las fotos, os lo dejamos para que veaís lo que pasa en nuestros viajes antes y después de nuestros conciertos y  porqué decimos que Cantabile es #algomásqueuncoro